¿Cuándo debe un autónomo contratar una asesoría?

Posted by Redacción
Category:

Del sueño a la acción solo hay un paso con muchos requisitos, cuando ha decidido comenzar un negocio como empresario o autónomo, por lo que debe tener muy presente que desde el inicio de la gestión necesitará un buen asesor, por supuesto, siempre y cuando usted no tenga los conocimientos necesarios en las áreas,  mercantil, contable, fiscal, laboral jurídico, etc., para mantenerse permanentemente, dentro de la legalidad, durante el ejercicio de la  actividad de su Empresa.

Siendo este el caso, su asesor será su guía y garantía, en el cumplimiento del camino que ha de recorrer, para formalizar e iniciar su Empresa la gestión necesaria, que le permita cubrir adecuadamente desde el principio al final, todas sus obligaciones y responsabilidades, dentro de las LEYES, REGLAMENTOS, NORMAS, ESTATUTOS Y LEGISLACIÓN, actualmente en vigor,  que imponen las autoridades gubernamentales y directivas, en sus respectivos niveles de competencia  (estatal, municipal, regional y comunitario). 

Asesoría para autónomos y Profesionales.

La creación y apertura de una Empresa o Sociedad, conlleva una serie de obligaciones y deberes formales, que se deben acatar desde el inicio de la conciliación de documentos para el registro inicial hasta la liquidación de la misma; lo cual sino se tiene el asesoramiento correcto de un buen ASESOR durante este proceso, podemos caer en responsabilidades y sufrir  procedimientos laboriosos y muy complicados, que finalmente terminen en sanciones, gastos  y multas, por la consecución de haber cometido irregularidades o alguna  infracción.

Para evitar inconvenientes de esta índole, la opción más acertada y segura, es acudir a una  asesoría de confianza, donde le indiquen y asesoren adecuadamente los pasos a seguir, dentro de la gestión y cumplimiento integro de sus responsabilidades y obligaciones, en materia  FISCAL, LABORAL, MERCANTIL Y JURIDICO, dentro de toda la tramitación a realizar en su solicitud, así como la debida inscripción y alta en todos los organismos públicos e instituciones, reguladores de esta acción obligatoria, como son la TESORERIA DE LA SEGURIDAD SOCIAL, AGENCIA TRIBUTARIA, REGISTRO MERCANTIL y otros,  al margen de toda la documentación rigurosa que hay que elaborar, firmar y presentar en dichos organismos.

Así mismo, su buen  asesor, será su guía y mentor, en cuanto a todas las cuestiones fiscales, laborales, contables, administrativas, mercantiles y legales, que tendrá que elaborar día a día y periódicamente, dentro del ejercicio de su actividad, como son las liquidaciones y presentación trimestral de las declaraciones de RETENCIONES IRPF, IVA, PAGOS A CUENTA, DECLARACIONES INFORMATIVAS, RESUMENES ANUALES, DECLARACION DE RENTA, etc, conociendo y beneficiándose al mismo tiempo, de todas las posibilidades existentes a su favor, que le permitan obtener deducciones, desgravaciones y otros beneficios fiscales, que redundaran en el mayor rendimiento y beneficio de sus resultados dentro de su liquidez y estabilidad económica, permitiéndole conocer igualmente dentro de los efectos mercantiles, la forma de llevar a cabo cualquier enajenación de bienes, compra y emisión de títulos y valores, inversión en bolsa, y el establecimiento riguroso de aquellos contratos mercantiles,  y bilaterales, entre dos o más partes. 

Nuestra intención es destacar que la intervención de un buen asesor en cada uno de los aspectos anteriores indicados, es de vital importancia y relevancia, cuando se trata de la actuación y gestión legal de las Empresas, por lo que cabe resaltar que esta intervención no tiene, o mejor dicho, no debe ser en ningún momento algo puntual en determinadas ocasiones a considerar y tener en cuenta, sino por lo contrario, una gestión permanente y constante a realizar día a día, teniéndose en cuenta que las LEYES, JURISPRUDENCIA Y ORDENES, están siendo actualizadas permanentemente, y muy especialmente las relacionadas con el área tributaria-fiscal, contable, laboral y jurídico-mercantil.

Del mismo modo un buen asesor experimentado,  también puede ejercer un papel predominante y de apoyo, en el ejercicio diario de la actuación gerencial de una Empresa, asesorando adecuadamente en la toma de decisiones, aplicación y renovación de nuevos sistemas, contratación de equipos técnicos y humanos, reducción de costes, realización de nuevas inversiones, obtención de recursos económicos y de cualquier otro tipo, y obtención de la máxima rentabilidad en el ejercicio de los servicios prestados.

Todos estos aspectos son necesarios y se diría obligatorios para iniciar cualquier actividad o creación de una Empresa, si queremos obtener la garantía y solvencia  de que nuestro proyecto obtenga los resultados necesarios y apetecidos, tanto a nivel de estabilidad como de rentabilidad, cuando se quiere ejercer una actividad empresarial con confianza y seguros de alcanzar los objetivos previstos que nos propusimos, por lo que el apoyo y asesoramiento de un buen asesor-gestor, le permitirá concentrarse en los aspectos principales de su proyecto, con la seguridad de haber acertado en la toma de su decisión.

Aunque los primeros pasos del emprendedor, sean en un principio duros y difíciles, con el buen asesoramiento y necesarias  instrucciones de un experto asesor, conocedor de la materia, su Empresa podrá erguirse sobre una base muy solida, que le permitirán alcanzar las mayores cuotas de éxito, así como crear y mantener permanentemente una imagen muy  competitiva y de confianza, dentro del mercado general, al que solo pueden acceder y alcanzar los llamados y elegidos triunfadores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies